no_imagen
no_imagen
no_imagen
no_imagen
no_imagen
no_imagen

¿COMO FUNCIONA?

Fácil. La diferencia con la bicicleta convencional es que disponen de un sistema de pedaleo asistido denominado PAS, que al detectar el movimiento de los pedales activa el motor eléctrico:
  1. Activamos la batería mediante el giro de una llave que lleva incorporada.
  2. Comprobamos el nivel de carga de la batería en la propia batería, y si fuera preciso la ponemos a cargar mediante el uso de un cargador como si de un móvil se tratase. En el manillar de la bicicleta también hay otro dispositivo que indica mediante tres LED el nivel de la carga baja, media, alta.
  3. En algunos modelos se puede seleccionar el nivel de asistencia, normalmente son cuatro niveles, nivel 0 sin asistencia, nivel 1 potencia de 150 W (15 hm/h), nivel 2 potencia de 200 W (20km/h) y nivel 3 de 250 W (25 km/h) que es la potencia máxima del motor. Cuando la bicicleta alcanza los 25 Km/h o dejamos de pedalear la asistencia queda anulada.
  4. Algunas bicicletas incorporan un acelerador que es independiente de los niveles de asistencia y solo se recomienda como ayuda en la arrancada, debido al consumo de energía y desgaste de la batería.
  5. Una vez hayamos decidido si usamos el acelerador o arrancamos con los pedales solo queda por el recorrido cambiar al nivel de asistencia (según modelo) que requiramos y hacer los cambios de marcha que reduzcan consumo energético, tanto muscular como eléctrico.
  6. Al finalizar el recorrido comprobamos el nivel de batería, la desactivamos mediante el giro de la llave, y la ponemos a cargar si fuera preciso.
Para más información se puede visualizar el manual de instrucciones de cada modelo. Ver manuales