no_imagen
no_imagen
no_imagen
no_imagen
no_imagen
no_imagen

VENTAJAS DE UNA E-BIKE

Le presentamos 10 razones que harán de su rutina un paseo.

  1. No precisan Carnet de Conducir, pasar ITV, Seguro, Impuesto Circulación, a lo que hay que añadir un consumo irrisorio y bajo mantenimiento.
  2. La bicicleta convencional no es apta para todas las personas por requerir una condición física, y esa condición física la proporciona la ayuda que el motor nos presta según nuestras necesidades dependiendo del terreno por el que circulemos.
  3. Hacemos un ejercicio físico según nuestras posibilidades, pero lo hacemos, sustituyendo el gimnasio y otros tratamientos todas aquellas personas que padezcan problemas de salud como glucosa, hipertensión, colesterol, además de fortalecer músculos, huesos y tendones, que con o sin problemas de salud lo necesitamos.
  4. Es eficaz en la Ciudad por superar la media de velocidad del transporte colectivo y en caso de atascos la del vehículo privado. Sin olvidarnos del parking y multas.
  5. Ahora ya hay Compañías de Seguros que permiten asegurar el robo y otras coberturas que consideramos imprescindibles pero no obligatorias.
  6. Hoy ya es habitual ver personas acercarse a su trabajo en este medio sin usar prendas de vestir distintas a las requeridas en su trabajo, y empresas que facilitan a sus trabajadores aparcamiento para este tipo de vehículo.
  7. Es silenciosa, no emite CO2, y no genera residuos químicos por ser la batería reciclable. Estas son razones suficientes para que su uso ahora y en los próximos años la recomienden las Autoridades Municipales e incluso las subvencionen en determinadas zonas, descongestionando el tráfico, y permitirnos el acceso a lugares públicos en algunas zonas peatonales.
  8. Además es más segura por su potencia y velocidad que la bicicleta convencional.
  9. Para recorridos menores de 30 km. diarios su gasto energético medio viene a ser como el uso de un PC.
  10. Nos invita en el medio rural a visitar lugares de nuestro interés y disfrutar de la naturaleza, sin dejarlo para otro día.